01 noviembre 2009

A quién pretendes engañar, puta?

Ahora te pintas los labios
Y usas vestidos palabra de honor
Llevas tacones de aguja
Cenas en restaurantes caros
Y juegas a enamorar
A quién pretendes engañar, puta?
Si lo más parecido a la huella húmeda
que él solía dejar en tus bragas
Fue el charco de lágrimas
En el que dormías ahogada
En una cama que no era la tuya
Mientras una mano fría rodeaba tu cintura.
Más te valdría ,niña, hacerlo por dinero.

(Enero 2007)

4 comentarios:

Prince Paradox dijo...

está bien la poesía autobiográfica

Sherezade dijo...

Me encanta

Mil Violetas dijo...

Me sonaba, a veces regurguitamos con frecuencia lo que no puede controlarnos el omeprazol.

Besos

Mil Violetas dijo...

Me sonaba, a veces regurguitamos con frecuencia lo que no puede controlarnos el omeprazol.

Besos