12 abril 2011

Mariam y yo.




La otra noche mi alter ego y yo salimos de copas, pero nos enfadamos. Una de ellas, la más rebelde y libertina, bebió más de la cuenta. Quería emborracharse y tal vez perderse con algún extraño. La otra, en cambio,la prudente, estaba triste y quería volver a casa.

Entonces empezamos a discutir sin alcanzar ningún acuerdo. Como no era compatible el ritmo de ambas,cada una decidió irse por su cuenta.

Pero sólo llegó una a casa, a eso de las 4 am. Estoy preocupada, únicamente una de las dos ha regresado para quedarse.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya paso por aquí y me encuentro nuevo post. Sigues estando tan guapa y melancólica como siempre. Un beso, ya sabes..

taciturna dijo...

Vaya, gracias.Quien quiera que seas.