21 diciembre 2010

Ese beso

Ese beso de manos adolescentes que sostienen tu barbilla.
Ese beso con faltas de ortografía.
Ese beso que envidian Lesbia y Catulo.
Ese beso cómplice que te descubre secretos que no recordabas.
Ese beso que te confiesa que la raza humana se ha extinguido y te importa un carajo.
Ese beso que transforma vuestra saliva en loctite.
Ese beso de tornillo en tu cortex.
Ese beso tras el que no has de decir nada porque ya lo has dicho todo.
Ese beso que vuelca el reloj de arena.
Ese beso que te integra en una sociedad secreta.
Ese beso que encuentras sin buscarlo.
Ese beso de verso libre que forma un perfecto Haiku.
Ese beso que te hace sentir suprahumano.
Ese beso que te asegura que te amará apasionadamente durante el resto de su vida
de lo que dure esa noche.
Ese beso que amas "en el crepúsculo o en las rodillas".
Ese beso que hace que se le caiga el cafe a un astronauta.
Ese beso que encierra mariposas en la lengua.
Ese beso robado en el asiento delantero.
Ese beso suave que sólo apaga su sed con más besos.
Ese beso mojado que habla francés avancé.
Ese beso que te hace cuestionarte "dóndo coño has estado todo este tiempo".
Ese beso que te augura el sexo más apasionado que has tenido nunca.
Ese beso y mil más esparcidos en tu nuca.

Ese es el beso que conozco de sobra.
Pero esta vez no fueron mis malditos labios.



4 comentarios:

Frateli dijo...

Me ha gustado mucho "el beso".
Buenas fiestas Mariam.

taciturna dijo...

Muchas gracias, igualmente!

Lauu :) dijo...

He estado viendo tu blog y me gusta mucho como escribes (y la música, por supuesto) y sí, todo pasa, aunque el camino para llegar a la meta del olvido sea dificil, muy dificil...
Te sigo :)

1 saludo y feliz navidad a ti también

Saturnino dijo...

Feliz 2011 Mariam